Historias de Exito: Japon, Zeiss, IBM

Japón no es un país tolerante sino muy rígido.
Allí encontramos lo más parecido a la TX en fábricas y oficinas.
El ingeniero industrial japonés no organiza la tarea del trabajador. Cuando ha llegado el punto en que comprende el trabajo, entrega al propio grupo laboral el diseño real de los cargos. Él continuará su actividad junto al grupo pero como ayudante.
También el trabajador japonés asume una importante responsabilidad en el perfeccionamiento de sus herramientas.

Zen vs Confucio
Todos los empleados, incluso los gerentes superiores, continúan entrenándose como parte habitual de su labor, hasta el momento en que se jubilan. Las sesiones semanales de instrucción están a cargo de los mismos trabajadores, empleados y supervisores. Comprenden todas las tareas profesionales necesarias de su empresa.
Este es el enfoque de Zen que decía que el propósito del aprendizaje es el perfeccionamiento individual. Ejecutando su tarea con una visión cada vez más amplia y una competencia en constante crecimiento, formulándose a sí mismo exigencias cada vez mayores.
Según Confucio el propósito del saber es adquirir conocimientos necesarios para desempeñar una función nueva, diferente y más importante. Concepto compartido por Occidente.
La instrucción permanente crea receptividad para lo nuevo, lo distinto, lo que implica innovación y mayor productividad. En las sesiones de instrucción el eje siempre es la ejecución más eficaz de la tarea, su realización de distinto modo y aplicando métodos nuevos.
Toda la fuerza de trabajo de una organización japonesa se muestra receptiva al cambio y la innovación, en lugar de oponerse.
En occidente hay insatisfacción positiva (impaciencia ante los mediocres métodos de trabajo, el deseo de ejecutar una tarea mejor, el reclamo de una administración mejor) y negativa (Frustración, arbitrariedad, aceleración excesiva, escasez de retribución, malas condiciones). La instrucción permanente japonesa moviliza la insatisfacción positiva y la convierte en factor productivo.

Empleo vitalicio
Por regla general el trabajador no puede retirarse y pasar a otra empresa. El empleado y el empleador están unidos entre sí. Esta fórmula se va debilitando paulatinamente. La escasez de fuerza de trabajo los está llevando a arrebatarse personal entre empresas.
El temor al despido o la falta de trabajo se reduce al mínimo en el sistema japonés. Es necesario operar sin el garrote de la TX. También prescinde de la zanahoria de las recompensas económicas. La retribución y el título dependen de la antigüedad en el servicio.

Costos flexibles
Existe una fuerza de trabajo temporaria a la que se puede despedir sin preaviso. Son en general mujeres y jubilados violentos.
La edad de jubilación obligatoria es a los 55 años, a los empleados que llegan a esta edad se les da la oportunidad de continuar en la empresa pero como temporarios y obviamente con menor sueldo.
Si se tiene que despedir gente se selecciona bien a quienes puedan tener otros ingresos y a los temporarios.

Beneficios sociales
El sistema de beneficios al personal lo maneja cada empresa en particular según la composición de su personal. Algunas destinan fondos a viviendas, otras a educación, otras a salud.

Artículos más populares

BUSCAR

Búsqueda personalizada

Politicas...

Todos los artículos presentes en esta web fueron recopilados de diferentes fuentes en internet y presuntamente son creative common, si usted es dueño de algun artículo y no quiere que esté presente en este blog, comuniquese con nosotros a nuestro mail apuntestotal@gmail.com
Politica Proteccion de Datos
eXTReMe Tracker