Las inversiones y los flujos de efectivo

Para centrar nuestra atención en el análisis económico empezaremos suponiendo que tenemos propuestas de inversión y que para cada propuesta se han efectuado los estudios técnicos de ingeniería y de mercado necesarios. También suponemos que estos estudios nos permitirán medir el valor en dinero de las erogaciones y las entradas recibidas de la inversión, durante un intervalo de tiempo futuro. También suponemos que estos valores pueden estimarse por adelantado con certeza; más adelante introduciremos el factor riesgo para la determinación de los mismos.

Al efectuar estos supuestos estamos excluyendo muchas inversiones, como por ejemplo aquellas en las que no pueden medirse con claridad los ingresos; Ej. Una campaña publicitaria destinada a consolidar el nombre y prestigio de una empresa. En los organismos sin fines de lucro se hacen con frecuencia inversiones de capital cuyos costos y beneficios no pueden medirse con exactitud en dinero. A menudo una opción tiene un costo inicial elevado pero bajos costos de mantenimiento o de operación, mientras que otra tendrá bajos costos iniciales y altos gastos de operación o mantenimiento. Una elección entre las dos opciones es en esencia una decisión de inversión.

Así, aunque no todas las decisiones de inversión de un organismo pueden describirse en términos de valor monetario (los ingresos y egresos), en todos los organismos de la sociedad moderna se presentan decisiones importantes que pueden describirse en tales términos (monetarios).

Vamos a considerar las inversiones que realiza una empresa con fines de lucro; sin embargo muchos de los métodos de análisis desarrollados se aplican a decisiones de inversión que se originan en organismos privados no lucrativos o a los gobiernos, siempre y cuando la inversión puedan describirse en términos de flujos de efectivo. Evidentemente, a fin de considerar la aceptación o rechazo de un proyecto, los beneficios, los costos y las fuentes de financiamiento a considerar, son distintos entre uno u otro ente.

Una propuesta de inversión implica con frecuencia beneficios y gastos durante uno o más períodos de tiempo. Cuando esto ocurre convendría combinar las estimaciones en dinero de los beneficios y gastos de cada período. Si durante un período cualquiera los beneficios superan los gastos podemos hablar de que existe un beneficio o una entrada de efectivo neta; si por el contrario, los gastos superan a los beneficios, podemos decir que en ese período hubo una entrada de efectivo negativa. Nos referiremos a toda la serie de entradas y salidas netas asociadas con una inversión como al flujo de efectivo de la inversión.

Si algunos de los ingresos están sujetos a tributar impuestos, los mediremos después de impuestos. Es por ello que se debe tener en cuenta la depreciación de los Bienes de Uso que adquirimos. Por lo tanto el ingreso neto a considerar no es igual al ingreso neto contablemente usado, ya que el ingreso neto financiero no considera las amortizaciones contables, pues éstas no representan una erogación real de fondos.

Artículos más populares

Archivo de Artículos

BUSCAR

Búsqueda personalizada

Politicas...

Todos los artículos presentes en esta web fueron recopilados de diferentes fuentes en internet y presuntamente son creative common, si usted es dueño de algun artículo y no quiere que esté presente en este blog, comuniquese con nosotros a nuestro mail apuntestotal@gmail.com
Politica Proteccion de Datos
eXTReMe Tracker