Productos Financieros: Qué son las Opciones

Una opción es un acuerdo entre dos partes por el cual el titular (comprador) tiene el derecho, aunque no la obligación, de comprar o vender un activo financiero específico (subyacente), a un precio establecido (precio de ejecución), antes de o en una fecha determinada (fecha de expiración). La opción de compra se denomina call, mientras que la opción de venta se conoce como put. En función del momento en que pueda ejercitarse la opción se distingue entre:
- Opciones americanas: Se pueden ejercer en cualquier fecha antes del vencimiento.
- Opciones europeas: Sólo se pueden ejecutar en la fecha de expiración.

El precio de una opción se fija en el mercado y tiene dos componentes: el valor intrínseco y una prima. El valor intrínseco en una fecha determinada equivale al beneficio que se obtendría al ejercitarla. En el caso de una call, sería la diferencia entre la cotización del activo subyacente (S) y el precio de ejercicio (K), cuando S>K. Si K>S el precio de la opción es cero.
Para la put, el valor intrínseco se obtendrá de la diferencia entre el precio de ejercicio (K) y la cotización del subyacente (S), siempre que K>S. En caso contrario, el valor es cero.






Opción callOpción put
In the moneyS mayor a KS menor a K
Out of the moneyS menor a KS mayor a K
At the moneyS igual a KS igual a K


Para efectuar un contrato de compra de opciones se necesita la otra parte, la parte vendedora. El comprador de una opción, tanto call como put, abre una posición en el mercado llamada long. Por el contrario, el vendedor, ya sea de call o put, abre una posición short. Esta posición se mantendrá hasta el vencimiento o hasta que la cubramos con una operación de signo contrario. Por ejemplo, si abrimos una posición short call (vendemos una opción de compra) y en un momento determinado decidimos cerrar nuestra posición, deberíamos efectuar un long call (compra una opción de compra) sobre el mismo activo, con igual precio de ejercicio y vencimiento.

Modalidades de opciones
- Opciones sobre divisas (currency option): Otorga a su poseedor el derecho a cambiar divisas en el futuro a un tipo de cambio determinado. La ventaja respecto a los futuros y forwards es que la opción puede no ejecutarse si el precio no resulta atractivo e fecha de ejercicio.
- Opciones sobre acciones (stock options): El uso de calls y puts sobre acciones cotizadas en bolsa permite a los inversores operar en bolsa arriesgando cantidades inferiores a las que se requerirían para invertir directamente en las acciones, conociendo las pérdidas potenciales máximas por anticipado y con grandes oportunidades de apalancamiento.


Factores que inciden en el precio de la opción
Aunque el precio de la opción viene determinado por la ley de la oferta y la demanda, las principales variables que inciden en la formación del precio son:
- Precio del subyacente: cuanto más suba, la call también lo hará, puesto que la posibilidad de que ejerzamos la opción es mayor. En cambio la subida del subyacente está relacionada de modo inverso con el precio de la put puesto que se reduce la posibilidad de ejercer la opción.
- Precio de ejercicio: la compra de la call será más barata si se eleva el precio de ejercicio, en cambio para la put esta subida repercutirá de modo positivo en el precio.
- Tiempo hasta la fecha de vencimiento: Cuanto mayor sea, más cara será la call puesto que la probabilidad de que se eleve la cotización del subyacente es mayor.
- Volatilidad: A mayor volatilidad mayor probabilidad de que se ejerza la opción, por tanto ese factor influye en un mayor precio de la opción, tanto de compra, como de venta.
- Tipos de interés: Influye en el precio de la opción en la medida que afecta a la disponibilidad de tesorería para los intervinientes en la operación. Así, el vendedor de una call dispondrá del efectivo una vez se ejecuta la misma, por lo que si sube el tipo de interés necesitará una mayor compensación por la imposibilidad de la inversión inmediata, por lo que el precio de la prima subirá. Por el contrario, el oferente de una put no puede disponer del dinero hasta en tanto no se ejercite la opción, momento en el que cambiará tesorería por el activo, por lo que si suben los tipos de interés puede beneficiarse de ello, pudiendo ofrecer la opción a un precio más bajo.
- Dividendos: Afecta a las opciones en la medida que repercute sobre las cotizaciones de las acciones. El pago de dividendos supone un descenso en la cotización del título, por lo que una call sobre una acción que se espera reparta beneficios próximamente será más barata puesto que la probabilidad de ejercitarla descenderá. En el caso de la compra de una put el efecto sería el inverso, la bajada de la cotización supondrá una mayor probabilidad de ejercicio de la opción.


Valoración de opciones
Para valorar opciones los analistas emplean dos métodos:
- Método binomial
- Fórmula de Black-Scholes

Artículos más populares

Archivo de Artículos

BUSCAR

Búsqueda personalizada

Politicas...

Todos los artículos presentes en esta web fueron recopilados de diferentes fuentes en internet y presuntamente son creative common, si usted es dueño de algun artículo y no quiere que esté presente en este blog, comuniquese con nosotros a nuestro mail apuntestotal@gmail.com
Politica Proteccion de Datos
eXTReMe Tracker