Productos Financieros: Qué son los Futuros

Se trata de un contrato que establece la obligatoriedad de comprar o vender un determinado activo subyacente en una fecha futura a un precio determinado en la fecha de formalización del contrato. Los futuros se pueden clasificar en dos tipos: futuros
sobre commodities y futuros financieros. Son instrumentos que funcionan de modo muy similar a los forwards, sin
embargo guardan dos profundas diferencias respecto a éstos:

i) En los mercados de futuros se opera con un requisito mínimo de inversión, que se llama margen o garantía.
ii) A diferencia de los forwards que tienen un único flujo de dinero al vencimiento, los de futuros tienen un flujo de dinero diario ya que diariamente se liquidan las pérdidas y ganancias. Este mecanismo, junto con la aportación de garantías que todo participante en un mercado de futuros debe realizar, elimina el riesgo de incumplimiento por parte de una de las partes.
Para evitar los costes de negociación así como los derivados de la búsqueda de la contrapartida, los contratos de futuros están estandarizados en lo que se refiere al nominal, a las fechas de vencimiento y a las características de los activos subyacentes. Los futuros financieros pueden ser de tres tipos: futuros sobre tipos de cambio, sobre tipos de interés y sobre índices bursátiles.

1 Futuros sobre tipos de cambio (Currency futures)
Establece la compra-venta de una divisa en una fecha futura a un tipo de cambio determinado en el momento de formalizar el contrato. En los últimos años las operaciones de futuros en divisas han alcanzado una importancia extraordinaria y constituyen una herramienta imprescindible para el control del riesgo de cambio asociado a las actividades de exportación e importación.

2 Futuros sobre tipos de interés (Interest rate futures) Tienen como activos subyacentes valores de renta fija, depósitos bancarios y cédulas hipotecarias y proporcionan a sus poseedores cobertura frente a la volatilidad de los tipos de interés.

3 Futuros sobre índices bursátiles (Stock index futures)
Son la última creación dentro de este tipo de mercados y han alcanzado notable éxito ante la elevada volatilidad de las Bolsas. Presentan como subyacente un índice y, a diferencia de los demás contratos de futuros, no se produce la entrega efectiva del índice. En su lugar se realizan pagos en metálico mediante la asignación de un valor en dinero al índice.

4 Valor teórico de un futuro
Si los mercados fueran eficientes el precio teórico de un futuro sería igual al precio al contado más el coste neto de financiación. Este parámetro se define como la diferencia entre el precio a futuros (forward) de la acción y el precio al contado (spot) de la misma y equivale a la diferencia entre el coste de oportunidad de la inmovilización financiera y el rendimiento por la posesión del activo. Es importante no confundir el precio teórico del futuro con el precio al que el futuro está cotizando.

Por otra parte la base se define como la diferencia entre el precio del futuro y el precio del contado de un activo determinado para una fecha concreta. Un principio fundamental es que la base tiende a cero en el vencimiento del contrato.

Artículos más populares

Archivo de Artículos

BUSCAR

Búsqueda personalizada

Politicas...

Todos los artículos presentes en esta web fueron recopilados de diferentes fuentes en internet y presuntamente son creative common, si usted es dueño de algun artículo y no quiere que esté presente en este blog, comuniquese con nosotros a nuestro mail apuntestotal@gmail.com
Politica Proteccion de Datos
eXTReMe Tracker