Análisis de los flujos de efectivo: importancia e instrumentos

Según Alemán y González (2007, p. 118), el efectivo es el activo líquido por excelencia y por lo mismo el más utilizado, de ahí que sea válido resumir las actividades financieras de una compañía en dos operaciones básicas:
• Generación de efectivo: cuando se vende un producto o servicio, un activo o un instrumento financiero, o cuando se adquiere un préstamo.
• Gasto de efectivo: cuando se compra materia prima, se pagan sueldos y salarios, cuentas a proveedores y deudas a acreedores y cuando se adquieren activos para producir un producto o brindar un servicio.

El término “flujo de efectivo” se refiere tanto a ingresos (entradas, orígenes o fuentes) como a los gastos (desembolsos, usos o aplicaciones) de efectivo. El estado de flujo de efectivo, que anteriormente era llamado estado de cambios en la posición financiera,61 muestra los movimientos de efectivo que ocurren en una empresa, identificando los cambios que sufren las partidas de su balance general por medio de un arreglo de las fuentes u orígenes de efectivo y de los usos o aplicaciones del mismo para conocer como se genera y cómo se gasta el efectivo durante un periodo contable y analizar la posición de liquidez de la empresa.


1. Fuente u orígenes de efectivo
Son las actividades que generan efectivo y se incluyen con signo positivo en el estado de flujo de efectivo. Existe un origen de efectivo cuando alguna cuenta de activo disminuye o cuando alguna cuenta de pasivo o capital se incrementa.

Las principales fuentes de efectivo son: ventas al contado, recuperación de cuentas por cobrar, efectivo recibido de intereses y dividendos sobre inversiones, reembolsos de sobrepagos de impuestos, venta de activos fijos, liquidación de inversiones temporales, venta de acciones de capital, emisión de documentos por pagar y ganancias extraordinarias en efectivo.


2. Usos o aplicaciones de efectivo
Son las actividades que implican un gasto de efectivo y se incluyen con signo negativo en el estado de flujo de efectivo. Se habla de una aplicación de efectivo cuando alguna cuenta de activo se incrementa o cuando alguna cuenta de pasivo o capital disminuye.

Los principales usos de efectivo son: pago de sueldos y otros gastos de operación, compras de mercancía al contado, pago de intereses, cuentas y documentos por pagar, pago de impuestos, pago de dividendos, compra de activos, inversiones temporales y retiros de capital de accionistas.
A diferencia del estado de resultados, el estado de flujo de efectivo resume las operaciones del negocio que implican la generación o desembolso de efectivo.

Los orígenes y aplicaciones de efectivo son los recursos utilizados en la elaboración de un estado de flujo de efectivo, mientras que los ingresos devengados y los gastos incurridos en su generación durante un periodo específico son los recursos utilizados en la elaboración de un estado de resultados.


3. Importancia del estado de flujo de efectivo
El estado de flujo de efectivo es una herramienta de análisis indispensable, tanto para los administradores financieros de la empresa como para los inversionistas y acreedores; su importancia radica en que:

• Permite conocer detalladamente los cambios ocurridos en la posición de liquidez de una empresa.
• Permite evaluar la capacidad de la empresa para generar flujos de efectivo positivos a partir de su ciclo normal de operaciones, cumplir con obligaciones financieras, pagar dividendos a los accionistas y financiar su crecimiento y expansión.
• Constituye una pauta para estimar requerimientos futuros de efectivo.

Según Lawrence J. Gitman (2007), al recibir el estado de resultados, el administrador financiero se ocupará más de los flujos de efectivo que de las utilidades netas. Para ajustar el estado de referencia, de modo que muestre los flujos de efectivo resultantes de operaciones, todos los cargos que no impliquen desembolso de efectivo deben adicionarse nuevamente. Tales cargos que no implican desembolso de efectivo se definen como gastos que se deducen en el estado de resultados, pero que no representan desembolso alguno de efectivo durante un periodo. Los gastos o cargos más comunes son lo de depreciación, amortización y el fondo de reserva.

A la vez la Normatividad contable da cuenta de lo que se conceptualiza como estado de flujo de efectivo.

“El estado de flujo de efectivo o, en su caso el estado cambios en la situación financiera, es un estado financiero básico quien indica la información acerca de los cambios en los recursos y las fuentes de financiamiento de la entidad en el periodo, las cuales son clasificados por actividades de operación, de inversión y de financiamiento. La entidad debe emitir uno de los dos estados, atendiendo a lo establecido en las normas particulares”

“Muestra las entradas y salidas de efectivo que representan la generación o aplicación de recursos de la entidad durante el periodo”

“La importancia del estado de flujos de efectivo radica no solo en el hecho de dar a conocer el impacto de las operaciones de la entidad en su efectivo; su importancias también radica en dar a conocer el origen de los flujos de efectivo generados y el destino de los flujos de efectivo aplicados”



Artículos más populares

Archivo de Artículos

BUSCAR

Búsqueda personalizada

Politicas...

Todos los artículos presentes en esta web fueron recopilados de diferentes fuentes en internet y presuntamente son creative common, si usted es dueño de algun artículo y no quiere que esté presente en este blog, comuniquese con nosotros a nuestro mail apuntestotal@gmail.com
Politica Proteccion de Datos
eXTReMe Tracker