Las enfermedades mortales y los obstáculos a los que se enfrentan las compañías, según Deming

Al tratar de aplicar los 14 puntos a la gestión, Deming postula la existencia de enfermedades mortales y obstáculos en las compañías; la diferencia entre ambos se debe en parte a la dificultad de erradicación y en parte a la gravedad del daño infligido.

Según Deming, las enfermedades mortales de las compañías son:

1. Falta de constancia en el propósito de planeación. Las compañías están dirigidas al dividendo trimestral. Se deben proteger las inversiones dándoles constancia para mejorar procesos, productos y servicios (falta de planeación estratégica)

2. Énfasis en los beneficios a corto plazo. Está íntimamente relacionada con el punto anterior. Se hace fracasar la constancia en el propósito de la planeación.

3. Evaluación del comportamiento, calificación por méritos o revisión anual. Este sistema tiene efectos devastadores con el personal que recibe bajas calificaciones. Se promueve el hacer las cosas bien dentro del sistema, pero no recompensa los intentos de mejorar el sistema.

4. Movilidad de los directivos. No se puede estar comprometido en una política cuando el puesto es para unos pocos años. Se debe evitar igualmente en la mano de obra, ya que contribuye a la insatisfacción del trabajo.

5. Dirección de la compañía basada únicamente en las cifras. Las cifras más importantes son desconocidas, pero una buena gestión debe tenerlas en cuenta, en estas cifras no se muestra trabajo extra por material inadecuado, mantenimiento deficiente, reprocesos, herramientas baratas, mal liderazgo, no actuar sobre quejas de los clientes, diseño inadecuado del producto, no mejorar procesos, etc.

6. Demasiados costos médicos. Por ejemplo, pago de salarios de personas incapacitadas por una lesión laboral, personas deprimidas por haber obtenido baja calificación anual, o personal con problemas de alcohol o drogas.

7. Costos excesivos de responsabilidad, inflados por los abogados que trabajan por minuta.

Los obstáculos a los que se enfrenta una compañía, a decir de Deming son:

1. Buscar resultados inmediatos. Predomina la idea de que una o dos consultas con un estadístico competente colocarán a la compañía en camino a la calidad y la productividad instantáneamente. No es tan simple, será necesario estudiar y ponerse a trabajar.

2. Suponer que resolviendo los problemas, la automatización, aparatos y nueva maquinaria, se transformará la industria.

3. Buscar ejemplos. Mejorar la calidad es un método que se puede trasladar a distintos problemas y circunstancias. No consiste en “recetas” que se pueden aplicar a una situación específica para diferentes clases de productos.

4. "Nuestros problemas son diferentes". Desde luego que los problemas de cada empresa son diferentes, pero los principios que ayudan a mejorar la calidad de un producto y del servicio son por naturaleza, universales.

5. Obsolescencia de las escuelas. El sistema educativo produce ignorantes matemáticos y pone énfasis en títulos de administración. La mejor manera de que un estudiante aprenda un oficio es ponerse a trabajar en cualquier compañía buena, bajo la supervisión de maestros y cobrando mientras aprende.

6. Enseñanza deficiente de métodos estadísticos en la industria. Estadísticos y directores entran en un circulo vicioso donde los estadísticos (teóricos) no saben lo que es aplicar el trabajo estadístico y se sienten a gusto trabajando con ordenadores y los directores suponen que los ordenadores son la respuesta, sin lograr así resultados.

7. Uso de las tablas MIL-STD-105E y otras tablas de muestreo estadístico de aceptación. Estos planes no mejoran la calidad de los productos, procesos o servicio, sólo garantizan, con cierto margen de error el que no se acepten ciertos “lotes” considerados defectuosos. Además, elevan costos.

8. "El departamento de control de calidad se ocupa de todos los problemas de calidad". Los departamentos de control de calidad han quitado las tareas de calidad a las personas que más pueden contribuir a la misma -directores, supervisores, jefes de compra y trabajadores de producción- y sin embargo, la dirección desorientada por los gráficos de control y los pensamientos estadísticos, es feliz de dejar la calidad en manos de las personas que los mistifican.

9. "Los problemas residen completamente en la mano de obra". Concepto erróneo, ya que los trabajadores están limitados por el sistema y el sistema pertenece a la dirección.

10. Falsos comienzos. Los falsos comienzos son decepcionantes. Producen satisfacción, algo que mostrar por el esfuerzo hecho, pero conducen a la frustración, desesperación, decepción y atraso. Se cree que con la enseñanza de métodos estadísticos al personal de producción se le hará cambiar las cosas. Falso.

11. "Se ha instalado el control de calidad". No se puede instalar el control de calidad, el que lo diga, no sabe gran cosa del control de calidad.

12. El ordenador despersonalizado. Las personas que se sienten intimidadas por el ordenador no pueden decirle que datos o gráficos necesitan y en lugar de eso aceptan cualquier resultado que el ordenador dé.

13. Solo es necesario cumplir con las especificaciones. Las especificaciones no dicen todo lo que el proveedor debe saber para que se va a utilizar el material.

14. La falacia de los cero defectos. Algo no está bien cuando una característica que apenas cumple una especificación se declara conforme; por fuera, se declara no conforme. La suposición de que todo está bien dentro de las especificaciones y todo está mal por fuera no corresponde con este mundo.

15. Ensayos inadecuados sobre los prototipos. El ensayo puede ir bien, pero el problema se presenta cuando se lleva el montaje a producción, donde cambian todas las características, y estas varían aún más en la práctica.

16. "Cualquier persona que trate de ayudarnos debe saberlo todo sobre nuestro negocio". La ayuda para mejorar solo puede llegar de cualquier otro tipo de conocimiento. La ayuda puede venir de fuera de la compañía, combinada con los conocimientos que ya posee el personal dentro de la compañía, pero que no se utilizan.

Aunque existe una gran cantidad de información acerca de los trabajos realizados por Deming, su enfoque,  principios y  método no están claramente definidos.

Es importante  no casarse con la idea de que el enfoque Deming es el óptimo para poder progresar como lo hizo Japón, y algo muy importante es que se puede considerar a Deming como una persona pragmática, que toma varias herramientas que no son de él pero que las aplica en el campo de la calidad obteniendo resultados como los presentados en Japón.

Artículos más populares

Archivo de Artículos

BUSCAR

Búsqueda personalizada

Politicas...

Todos los artículos presentes en esta web fueron recopilados de diferentes fuentes en internet y presuntamente son creative common, si usted es dueño de algun artículo y no quiere que esté presente en este blog, comuniquese con nosotros a nuestro mail apuntestotal@gmail.com
Politica Proteccion de Datos
eXTReMe Tracker