Concepto de Costo Enterrado o Hundido

La problemática de la evaluación económica de proyectos está orientada hacia la toma de decisiones. Es por ello que se tiene en cuenta solamente todos aquellos hechos que se producirán en el futuro, desentendiéndose de los que habiendo ya ocurrido, son inevitables.

Nos introducimos así al concepto de costo enterrado o hundido. Para aclarar que se entiende por este concepto, utilizaremos el ejemplo del agricultor que desea realizar obras de drenaje.

Para ello debe contratar los servicios especializados de un ingeniero hidráulico que diseñe las obras y realice una estimación del monto de la inversión. El agricultor paga por el estudio una suma determinada y comienza a analizar la conveniencia de llevar a cabo el proyecto.

A partir de este momento, el costo del estudio deja de ser relevante para la toma de decisiones, ya que es un elemento que no podrá ser modificado por la decisión de construir o no los drenajes. Lo correcto en este caso es NO incluirlo dentro de la estructura de costos a los efectos de decidir la realización de la obra. Este hecho confiere la segunda característica de todo flujo de beneficios y costos, que es la de ser un flujo futuro.

Otro típico caso de costo enterrado, que sirve también para distinguir los costos contables de los económicos, esta dado por el productor que se dispone a decidir si le conviene cosechar su producción.

Supongamos que todos los costos operativos anuales, que incluyen tareas culturales, gastos en energía eléctrica y combustible, sueldos y jornales, etc. ascienden a la suma de $ 2.000 y ya han sido desembolsados. En el momento de la cosecha, el productor conoce que el valor de venta de su producción es de $ 1.500 y los costos dé cosecha ascienden a $ 1.000.

¿Cómo se determina si conviene o no cosechar?

Para obtener la respuesta correcta, debe tenerse presente el concepto de costo enterrado. Si consideramos el total de costo (operativos más de cosecha) deberíamos comparar $ 1.500 de ingresos con $ 3.000 de costos y la conclusión seria que no conviene llevar a cabo la actividad pues se produce una pérdida de $ 1.500.

Esto sin duda es cierto si nos encontramos al inicio del periodo agrícola (cuando los costos no han sido incurridos) y estuviéramos por decidir si conviene producir o no. Pero si, como en nuestro ejemplo, estamos a pocos días de la cosecha, las erogaciones realizadas ya no son relevantes, constituyen costos enterrados.

Lo adecuado es comparar los costos todavía no enterrados. Es decir, $1.000 para la cosecha, con los ingresos generados por esta actividad que son de $ 1.500. La decisión racional desde el punto de vista económico consiste en cosechar. En efecto el proyecto cosechar tiene ganancia de $500, independientemente de que la actividad como un todo haya generado pérdida.

Nótese además que considerando los valores de la actividad completa, si no se cosecha la perdida es de $ 2.000 (cero pesos de ingreso y $ 2.000 de costos) mientras que cosechando las pérdidas disminuyen a $ 1.500 ($ 1.500 como ingreso y $ 3.000 como costo).

Solamente se tienen en cuenta los costos enterrados o hundidos, no en la inversión inicial, sino en los flujos de caja futuros, cuando estos costos se pueden imputar contablemente como un activo (tangible o intangible) que puede amortizarse en el futuro. En este caso la relevancia estará dada por el escudo impositivo (disminución del pago de los impuestos a las ganancias) en los flujos de caja futuros.

Criterio general para la identificación de beneficios y costos

El criterio general a tener en cuenta pasa determinar los costos y beneficios relevantes para un proyecto, es el de considerar todos aquellos costos y beneficios que se producirán si se emprende el proyecto y que no se producirían si no se realiza. Es decir, que todos aquellos elementos que deberán ser erogados o percibidos en forma independiente de la ejecución del proyecto, NO deberán ser tenidos en cuenta a los efectos de la evaluación.

Habitualmente este criterio se formula diciendo que es necesario comparar la situación "sin proyecto" con la situación "con proyecto", de tal manera de identificar los costos y beneficios específicos del emprendimiento, aquellos que sólo se generan a través de él y que de no hacerlo no existirán. Por este motivo, el flujo de caja del proyecto es un flujo de caja diferencial.

Por ejemplo, vamos a suponer un agricultor que decide iniciar la construcción de drenajes parcelarios con el objetivo de aumentar los rendimientos de su cultivo.

En este caso el salario de su administrador, que debe ser pagado independientemente del emprendimiento, no debería ser incluido como costo del proyecto. Se trata de un costo no relevante desde el punto de vista de la evaluación económica, dado que su existencia no depende de la construcción de los drenajes parcelarios. Es un item que no varia debido al proyecto y por lo tanto, no se incluye en el cómputo de sus costos. De la misma manera, deberá sumarse como beneficio solamente el incremento
de producción que se produce a causa de la existencia de drenajes parcelarios, ya que el nivel anterior de producción se obtiene independientemente del proyecto, se haga o no.

Algunos autores expresan este criterio general mencionando la existencia de dos tipos de costos: los costos evitables y los costos inevitables. Estos últimos son aquellos que deberán ser incurridos indefectiblemente, más allá del emprendimiento del proyecto y que por lo tanto no deben incorporarse como costos del mismo. Los evitables por su parte, son los que ocurrirán sólo si se ejecuta el proyecto (pueden evitarse no haciendo el proyecto), y son los que deben ser imputados como costos relevantes.

Análisis de Factibilidad Ambiental

Hoy en día es cada vez más común que se exija en proyectos públicos, e incluso en proyectos privados, estudios de impacto ambiental.

El estudio ambiental, busca identificar, cuantificar y valorar los distintos impactos de un proyecto tanto del corto plazo como del largo plazo, sobre las especies vivas y especies físicas del entorno del proyecto. Asimismo, debe analizar a profundidad de los posibles efectos del entorno sobre el proyecto: en qué manera y en qué medida pueden las características físico-bióticas del entorno afectar el diseño o desarrollo del proyecto.

El estudio ambiental se enfoca principalmente en dos temas: el análisis del impacto del proyecto sobre el medio ambiente (con el fin de minimizar deterioros causados por el proyecto) y el análisis del efecto del entorno sobre el proyecto (para aportar a la adecuada formulación del proyecto).

Análisis de Factibilidad Económico

El interesado en llevar a cabo el proyecto, en base al flujo financiero, elaborará los indicadores de rentabilidad, y en base a los diferentes criterios de decisión evaluará su proyecto. Debemos recordar nuestro concepto respecto a que la técnica no puede ser tomada como definitoria para tomar una decisión, sino sólo como un instrumento más que proporciona mayor información a quien debe decidir.

Análisis de Factibilidad Financiero

Este estudio ordena y sistematiza toda la información de carácter monetario a los efectos de determinar la rentabilidad del proyecto. En gran parte se basa en información desarrollada en etapas anteriores aunque también suministra elementos propios, como es el caso de determinar cuanto ha de invertirse en capital de trabajo o cuál es el valor de desecho del proceso de producción y valor residual de las inversiones.

Esta sistematización se traduce en la construcción de un flujo de caja proyectado y que servirá de base para la evaluación. Es posible distinguir tres flujos de caja:
- uno para medir la rentabilidad de toda la inversión, independientemente de su fuente de financiamiento (se le suele llamar evaluación económica),
- otro para medir la rentabilidad de los recursos aportados por losinversionistas y,
- otro para medir la capacidad de pago.

Los ingresos se estiman a partir de los precios de demanda proyectados en base a los estudios realizados (tecnológicos y mercados de insumos).

El potencial inversor deberá solventar la inversión y los costos del proyecto, en tanto comiencen a generarse saldos positivos. Por lo tanto debe contar con los fondos propios, o con la posibilidad concreta de acceder a créditos en el mercado financiero en el momento y las condiciones oportunas. Cabe destacar que no sólo en el momento de la inversión aparece la necesidad de capital, sino que los flujos suelen presentar "baches financieros" o necesidades adicionales de fondos en diferentes momentos de la vida del proyecto.

Respecto al acceso al crédito, el interesado debe contar con la organización necesaria para brindar al organismo financiador la información requerida (contable, societaria, legal, etc.) y además proveer las garantías suficientes para afianzar su solicitud.

Análisis de Factibilidad Jurídico

Los aspectos legales pueden restringir la localización y obligar a mayores costos de transporte. El efecto directo más importante se refiere a los aspectos tributarios que pueden hacer discriminaciones entre actividades, bienes que se produzcan, localización, insumos utilizados o incluso en la constitución de la empresa.

El estudio legal busca determinar la viabilidad de un proyecto a la luz de las normas que lo rigen en cuanto a localización, utilización de productos, subproductos y patentes.

Al realizarlo, debe también tenerse en cuenta la legislación laboral y su impacto a nivel de sistemas de contratación, prestaciones sociales y demás obligaciones laborales.

Una de las áreas más relevantes será la legislación tributaria. En ella se deberán identificar las tasas arancelarias para insumos o productos importados o exportados, los incentivos o desincentivos existentes, los diferentes tipos de sociedad (S.R.L., S.A., etc.) y cual es la más adecuada para llevar a cabo el proyecto.

Como se puede apreciar, este estudio debe preceder a la formulación y preparación del proyecto, ya que éste puede resultar altamente rentable, pero puede no ser factible por una norma legal. Es indispensable darle adecuada consideración a estos aspectos jurídicos antes de avanzar en la realización de estudios e incurrir en altos costos en términos de recursos y tiempo.

Análisis de Factibilidad Comercial

Indicará si el mercado es o no sensible al bien o servicio producido por el proyecto y la aceptabilidad que tendría en su consumo o uso.

Metodológicamente son cuatro los aspectos que deben estudiarse:
1.-El consumidor y las demandas del mercado y del proyecto, actuales y proyectadas.
2.-La competencia y las ofertas del mercado y del proyecto, actuales y proyectadas.
3.-Comercialización del producto del proyecto.
4.-Los proveedores y la disponibilidad y precio de los insumos proyectados.
El análisis del consumidor tiene por objeto caracterizar a los consumidores actuales y potenciales, identificando sus preferencias, hábitos de consumo, motivaciones, etc. Esta caracterización es el dato clave para terminar de definir el producto y la estrategia de comercialización.

Debe analizarse la demanda presente y la futura, y las variables relevantes para su estimación, tales como población objetivo, niveles de ingreso esperado, y bienes complementarios o sustitutos que ya existan o estén por entrar al mercado. En algunos casos, será relevante conocer, no solo el mercado local, sino el regional, nacional o incluso el internacional.

La estrategia de comercialización también se vería influenciada por lo que esté haciendo la competencia, conocer su capacidad instalada y su nivel de utilización, la tecnología incorporada en su proceso productivo y posibles programas de actualización, sus fallas y limitaciones en cuanto a la calidad del producto, empaque, mercadeo y divulgación.

La determinación de la demanda y oferta global suele ser compleja y mucho más difícil es determinar cuanto de ese mercado puede ser capturado por el proyecto.

El análisis de comercialización debería definir la política de ventas, precio, marcas, estrategia publicitaria, calidad del producto, creación de imagen, fuerza de ventas, estilos de ventas, todas estas decisiones deben traducirse a costos e ingresos para estimar de la manera más aproximada posible qué sucederá cuando el proyecto sea implementado.

Por último el mercado de proveedores determinará los costos de provisión del bien o servicio, pudiendo incluso determinar la localización del proyecto. En cuanto a la demanda de los insumos, es necesario conocer los diferentes demandantes, no sólo a nivel de los otros productores del bien o servicio que genere el proyecto, sino, en general, de todos aquellos que también hagan uso de ellos.

En cuanto a la oferta de insumos es importante establecer la disponibilidad presente y futura de los distintos insumos, tanto en el mercado doméstico como en el mercado internacional, y buscar posibles alternativas de sustitución. Con esta información se podrán hacer estimaciones de precios esperados de los insumos a lo largo de la frontera de análisis.

Análisis de Factibilidad Tecnológico

Estudia las posibilidades materiales, físicas y químicas de producir el bien o servicio que desea generarse con el proyecto.

Tiene por objeto proveer información para cuantificar el monto de las inversiones y de los costos de operación. Por lo general, se estima que deben aplicarse los procedimientos y tecnologías más modernas, solución que puede ser óptima técnicamente, pero no serlo financieramente.

El resultado de este estudio es optimizar el proceso productivo, permitiendo una clara estimación de las inversiones, costos operativos así como de todos los insumos necesarios para implementar y operar el proyecto.

De este estudio debe salir la definición de los requerimientos de utilización de insumos, como mano de obra, fertilizantes, energía. También se debe especificar el tipo de insumos, el nivel de la calificación necesario para la mano de obra; la maquinaria y los equipos requeridos; la programación de inversiones para reposición y la información básica sobre costos de inversión, operación y mantenimiento.

Análisis de Factibilidad o Viabilidad: Capacidad Técnica del Ejecutor

Trata de definir si existen las condiciones mínimas necesarias, tanto en lo estructural como en lo funcional, que garanticen la necesaria capacidad administrativa para implementar y operar el proyecto.

Normalmente, este estudio es el que recibe la menor atención, a pesar de que muchos proyectos fracasan por carecer de esta capacidad. Los aspectos a revisar son: la estructura organizativa, los procedimientos administrativos y los aspectos legales.

Conocer la estructura organizativa que mejor se adapte para la operación del proyecto no sólo es fundamental para la posterior operación, sino para estimar las verdaderas necesidades de personal calificado para la operación y gestión. Esto incide directamente en el flujo de costos estimados.

Algo similar ocurre con los procedimientos administrativos; es posible que el proyecto demande nuevos procedimientos administrativos o incluso pasar de procedimientos manuales a computacionales. Estas nuevas actividades administrativas pueden generar la necesidad de más personal, más equipamiento, más espacio de oficinas, más capacitación, etc. Estos costos no pueden ser ignorados por la evaluación, que en suma podrían no hacer rentable un proyecto que en estimaciones preliminares si lo fuera.

Un buen estudio organizacional y administrativo es indispensable, ya que es común que muchos proyectos fracasen por problemas administrativos, así estén dadas todas las demás condiciones para su éxito.

Que es la Competitividad Sistémica

La competitividad sistémica puede analizarse y desarrollarse en diferentes niveles. Estos son:

a.1.- Capacidad de integración y organización (nivel meta)
La capacidad de integración de una sociedad se estructura sobre los patrones de organización jurídica, política y económica. Los países más competitivos poseen una gran capacidad de integración y organización social y sus actores sociales, políticos y económicos están preparados para la integración estratégica. Para optimizar la eficacia en los otros niveles, es decisiva la capacidad estatal de conducción de la economía y la existencia de patrones de organización que permitan movilizar y multiplicar la capacidad creativa de la sociedad.

En este contexto, las reformas macroeconómicas, requieren otras medidas complementarias, para alcanzar y sostener la competitividad: Fortalecimiento de la capacidad de conducción y regulación del aparato estatal (reforma del Estado). Un Estado reinventado para el siglo XXI, con capacidad para potenciar, en lugar de trabar el desarrollo de las fuerzas productivas.

Formación de estructuras que viabilicen la integración social (fortalecimiento de la sociedad civil), ya que es necesaria una elevada capacidad de organización, interacción y gestión por parte de los grupos nacionales de actores, para que finalmente procuren una gestión sistémica que abarque a la sociedad en su conjunto.


a.2.- Estabilización del contexto macroeconómico (Nivel Macro)
La existencia de mercados eficientes de factores, bienes y capitales es clave para la asignación eficaz de los recursos. Las experiencias de los años setenta y ochenta han demostrado que la inestabilidad macroeconómica perjudica la operatividad de esos mercados y ejerce un efecto negativo sobre el crecimiento de la economía.

En la Argentina, la necesidad de adaptarse a las condiciones impuestas por este proceso de transformación quedó definida en los años ochenta, con la crisis del modelo de crecimiento vigente, que dio inicio a una etapa de profundos cambios estructurales. La estabilización se apoyó en la reforma de la política fiscal y presupuestaria, así como también en la monetaria y cambiaria.

En un proceso de crecimiento cada vez más liderado por las inversiones y las exportaciones, el aumento notable de la productividad total de los factores y de la productividad del trabajo que registra la economía argentina en esta década es el indicador más elocuente del amplio proceso de cambio tecnológico que está experimentado el país.

Este proceso, sin embargo, ha sido basado en insumos y conocimientos principalmente provenientes del exterior y, por ende, ha generado escasas oportunidades para utilizar eI acervo de recursos humanos del país.

También ha sido muy heterogéneo a nivel de sectores y regiones y, sobre todo, ha dejado de lado a buena parte de las PyMES, que evidencian serias debilidades para adaptarse a las nuevas reglas del juego. Los principales factores determinantes de la competitividad sistémica a nivel macro, son las siguientes políticas: presupuestaria, monetaria, fiscal, de competencia, cambiaria y comercial. En este nivel, los factores que atentan contra la competitividad nacional son: la extinción de la moneda soberana, la ruptura del contrato fiscal y la impotencia tributaria, la desaparición del crédito bancario, los procesos de desinversión y el deterioro social. A partir de la convertibilidad, se avanzó considerablemente en la reconstrucción de algunas instituciones fundamentales de la gestión económica del Estado: moneda, crédito público y presupuesto. Después de la convertibilidad y con el nuevo valor del dólar se ha puesto la esperanza de la recuperación de las empresas en las exportaciones. Hasta ahora las empresas que han podido exportar son las dedicadas a la agricultura y a la ganadería, como asimismo las mineras. Las empresas industriales, a la espera de créditos que permitan su recomposición estructural y capital de trabajo, todavía no han dado muestras de reactivación. Se espera la instrumentación de créditos que permitan el despegue de estas empresas, que necesitarán no solamente de las exportaciones sino de la reactivación del mercado interno que se espera vendrá con una mejor redistribución de los ingresos y un desaliento del ahorro (dado las bajas tasas pasivas y el gran spreed que existe en el mercado bancario).


a.3.- Formación activa de infraestructura para el desarrollo (Nivel Meso)
El nivel meso, corresponde al Estado y a los actores sociales, que desarrollan políticas de apoyo, fomentan la formación de infraestructura para el desarrollo y articulan los procesos de aprendizaje de la sociedad en su conjunto. En este nivel se estudia la formación del entorno capaz de fomentar, complementar y multiplicar los esfuerzos de las empresas. En el reciente debate de la OCDE se hace hincapié en la debilidad que enfrentan los países en desarrollo por la inexistencia o insuficiencia de un "entorno competitivo" eficaz; lo que puede impedir un desarrollo duradero aún cuando la estabilización a nivel macro haya sido exitosa.

La empresa es el frente donde se libra la contienda competitiva, pero su posicionamiento requiere avances relativamente simultáneos en la amplia red de actividades que se define como su entorno. Se incluyen en él: el sistema financiero, educacional y tecnológico; los servicios de energía, comunicaciones y transporte; la infraestructura de apoyo a la producción; la calidad en la gestión del sector público y el tipo de relaciones que se establecen entre el sector público y el sector privado, así como la red de vinculaciones interempresariales.

Desarrollar sistemas competitivos en estos términos implica entonces no sólo la promoción de la reestructuración a nivel de la empresa, sino acciones orientadas al mejoramiento simultáneo de todas las condiciones de entorno que favorecen este objetivo y son a la vez condición de inclusión ampliada de la sociedad, en los beneficios del cambio competitivo.

El mejoramiento de las condiciones del entorno requerirán el desarrollo oportuno y selectivo de inversiones en la infraestructura física (ej.: sistemas de transporte y telecomunicaciones) y en infraestructura inmaterial (ej.: instituciones educativas, de investigación y tecnológicas). La capacidad tecnológica como fundamento de la competitividad se apoya en acervos de conocimientos y en procesos de transferencia de los mismos a través de la interacción entre diversos actores estatales, privados e instituciones: empresas, asociaciones, sector científico y tecnológico, instituciones estatales, sindicatos, etc.

Es necesario establecer una eficiente estructura institucional pero también promover la capacidad de interacción estrecha entre actores privados, públicos e institutos. O sea que la reestructuración en el nivel meso es ante todo un problema de organización y gestión y requiere la transformación y modernización del Estado para cumplir ese nuevo rol articulador y coordinador.

Los actores sociales afectados intentarán llegar a un consenso sobre los objetivos de largo, mediano y corto plazo con el objeto de propender al desarrollo regional. Los involucrados son los sectores políticos, las organizaciones empresariales, sindicatos, asociaciones, administraciones locales, institutos tecnológicos y universidades. Estos planes de consenso se sitúan entre el Estado y el mercado y debieran elaborar escenarios de desarrollo regional, preparar decisiones estratégicas y posibilitar una gestión política no estatista de los programas de reconversión económica e integración social.

También se extienden las redes cooperativas y la coordinación horizontal. El sector político es el que tiene capacidad para identificar problemas e interpretar los requerimientos de la sociedad a través del diálogo y el consenso; como asimismo de articular a todos los actores sociales. A nivel meso se mueven los actores de la administración estatal (local y nacional); las instituciones públicas y privadas (tecnológicas, consultivas, educativas), las cámaras de comercio, los sindicatos. Un factor determinante de la competitividad es la articulación y la interacción entre aquellos.

En relación a nuestro país, es necesario resaltar los importantes avances que ya se vienen desarrollando al interior de nuestras Provincias, ya sea por impulso de los Gobiernos Provinciales, como de los Municipios que conforman su territorio. Existen importantes logros en la identificación de microregiones, a través de la conformación de asociaciones de municipios con la concepción de promotores del desarrollo económico y social e impulsores de procesos de modernización y reforma administrativa hacia el interior de sus propias gestiones.

Es importante destacar el nuevo rol del Estado como Promotor del Desarrollo y de la integración socioeconómica de los distintos sectores de la sociedad, para potenciar su desempeño. Mejorar el funcionamiento del sistema económico en su conjunto, requiere una coordinación más eficiente de las necesidades de los agentes privados entre si y con el sector público.

En ese sentido es imprescindible desarrollar mecanismos integrales de apoyo a la Micro, Pequeña y Mediana Empresa, ya que es allí donde debe precisarse el rol de los diferentes niveles de gobierno con el sector privado y el sector social en todo el territorio nacional.

Frente a los esfuerzos que se han realizado a nivel del Gobierno Nacional y de algunos Gobiernos Provinciales, es fundamental y estratégico, más que por la profundidad de los cambios que se enfrentan por fa velocidad con que hay que instrumentarlos, que el sector público en coordinación con el sector privado y el sector social (cámaras empresarias, colegios profesionales, sistema financiero, consorcios de exportación, formas asociativas de producción, asociaciones de municipios, corredores productivos, etc.) instrumente con la mayor celeridad posible una estrategia sistémica de competitividad adaptada a la realidad de cada provincia o
región.

En este marco se deben "identificar" los proyectos de inversión



a.4.- La reconversión productiva (Nivel Micro)
Las empresas enfrentan requerimientos cada vez mayores que resultan del nuevo contexto internacional y del cambio de reglas de juego, que las obliga a su reestructuración. Se distinguen entre ellos:

- la globalización de la competencia en cada vez más mercados.
- la presencia de cada vez más competidores debido a los procesos
exitosos de industrialización del sudeste asiático y el buen resultado de los ajustes estructurales y la orientación exportadora de algunos mercados maduros (ej.: EE.UU.).
- la diferenciación de la demanda, que trae como consecuencia la necesidad de introducir calidad, diseño e innovaciones para mantenerse en el mercado.
- el acortamiento de los ciclos de producción.
- el desarrollo de importantes innovaciones (microelectrónica, biotecnología, ingeniería genética), nuevos materiales y nuevas tecnologías organizativas y de gestión.

Para poder afrontar con éxito la competencia de las empresas deben buscar simultáneamente eficiencia, calidad, flexibilidad y rapidez de reacción y adaptación a las condiciones de un mercado cada vez más exigente. Ello implica producir cambios en tres planos diferentes: en la organización del proceso productivo; en el desarrollo del producto; y en la organización de las relaciones de suministro y comercialización.

Se requieren "firmas flexibles" que favorezcan la innovación y la creatividad que requiere la competencia e incorporen conocimiento e innovación en sus procesos productivos y de gestión. Se distinguen dos tipos de innovaciones que deberían combinarse: las de reorganización (reducción de planos jerárquicos, descentralización en el nivel operativo, sistemas de subcontratación, y desarrollo de proveedores de pequeño y mediano tamaño, redes de colaboración interempresarial, conglomerados industriales, etc.); y las técnicas. Este proceso requiere un contacto estrecho y permanente con las universidades, centros de investigación científica y tecnológica, instituciones de información y de servicios tecnológicos, agencias de información para la exportación, organizaciones sectoriales no estatales, etc.

Situación de Referencia de los Proyectos

Un aspecto a tener muy en cuenta cuando se quiera definir la situación sin proyecto, es la internacionalización de las economías regionales. Esta internacionalización ha producido un cambio en el funcionamiento de nuestro sistema económico y especialmente en la forma de competir. Podría afirmarse que ninguna empresa es eficiente en forma aislada y mucho menos en un entorno ineficiente. Esta situación obliga a analizar qué ocurre en la actividad en la que se inserta el proyecto y comprender qué ocurre en este sector.

La competitividad de una empresa y del éxito de un proyecto de inversión, depende en gran medida de las estrategias seguidas por los gobiernos y el resto de las empresas del sector para la promoción de la competitividad de su sector (sistema) productivo.

Si se quiere evitar una producción con un alto contenido de recursos naturales y con poco valor agregado, es preciso generar un denso tejido de empresas (muchas de ellas PyMES) que empiecen a producir los insumos (bienes y servicios) y los bienes de capital que requiere la explotación. En ambos casos se trata de eslabonamientos anteriores.

Simultáneamente, se debería promover el desarrollo y/o fortalecimiento gradual de industrias que agreguen valor al bien primario mediante distintos procesos de elaboración y manufactura ("des-conmoditización del bien primario"). Estos son eslabonamientos posteriores, que incluyan servicios de asesoramiento en comercialización, marketing; paking, comercio exterior, cadena de frío, financiamiento, etc.

En nuestro país, a pesar de la presencia de algunos ejemplos alentadores, es muy amplio el conjunto de actividades intensivas en recursos naturales que producen y exportan escaso valor agregado y en base a ventajas comparativas naturales. El desafío es desarrollar y sostener en esas actividades valor agregado a partir de ventajas competitivas adquiridas.

Ello es así por que "los eslabonamientos hacia adelante" y la agregación de valor son en la actualidad insuficientes para promover el desarrollo de las distintas regiones del país. Esto encierra otro peligro:

Muchos de los recursos que se están exportando son no renovables, (petróleo, gas, minería, suelo de la Pampa húmeda).

El impacto sobre el empleo es menor y menos sostenible en el tiempo. Cuanto mayor sea el valor agregado sobre el bien primario, es obvio que mayor será la creación directa de empleos. Asimismo los eslabonamientos anteriores inducirán a producir localmente insumos y bienes de capital producen impacto positivo sobre el empleo.

En la actualidad, las redes de empresas locales son lugares estratégicos ("nodos sinérgicos") de la construcción de la competitividad.

Una de las razones del renacimiento de las regiones, es la presencia de "megatendencias descentralizadoras", originadas en las crisis de los Estados Nacionales; y potenciadas, por la revolución de las comunicaciones y por las crecientes demandas de fortalecimiento de la sociedad civil.

Las empresas verticalmente integradas, están siendo reemplazadas cada vez más por múltiples formas de subcontratación. La región emerge como el lugar donde las redes de empresas se pueden desarrollar, por ser el espacio más apto para contribuir a las relaciones sustentadas en la "confianza".

Cuanto más se desarrollan los complejos productivos en torno al bien primario, más se irán desarrollando tecnologías y habilidades locales independientes del bien primario, que inclusive pueden perpetuarse más allá del agotamiento del recurso.

Identificación y Formulación de un Proyecto

Las principales actividades para la correcta identificación y formulación de un proyecto se vinculan íntimamente con el desarrollo de una clara idea de cuál es el problema u oportunidad que se desea resolver o aprovechar.

Para ello es necesario plantear las principales características de aquél en términos de sus dimensiones, causas, efectos, complejidad, recursos disponibles, etc. Un claro concepto del problema u oportunidad mejorará las posibilidades de resolverlo con el "mejor proyecto":
La elaboración del "mejor proyecto" exige una serie de actividades a realizar para las cuales se han definido interrogantes que ayuden a precisar el resultado a obtener en cada actividad.


1.- Presentar el Problema u Oportunidad
Para formular correctamente el proyecto deberá conceptualizarse claramente cual es el problema u oportunidad que será abordado por el proyecto. AI menos se debería poder responder a los siguientes interrogantes.
- ¿Cuál es la necesidad no resuelta u oportunidad que requiere algún tipo de acción?
- ¿Cuáles son sus causas?
- ¿Cuáles son las repercusiones y los efectos del problema planteado?
- ¿Quiénes son los actuales y potenciales socios y los condicionantes de asociación?
- ¿Quienes son los actuales y potenciales competidores?
- ¿Quienes son los actuales y potenciales consumidores?
- ¿Qué está pasando en el mercado de insumos?
- ¿Cuál es el comportamiento de les costes?


2.- Dimensionar el problema u Oportunidad
El dimensionamiento del problema y oportunidad se relaciona con su prioridad en relación a otros problemas y oportunidades de negocio y con la magnitud del mismo. Magnitud en cuanto a pesos invertidos y beneficiarios involucrados.
- Prioridad del problema en comparación con otros.
- Qué tan generalizado es (es una necesidad común a toda la población
o sólo de una parte de la misma).
- Opiniones de los afectados.
- Antigüedad y periodicidad del problema.


3.- Explicitar la Situación Base
Toda identificación de beneficios y costos de un proyecto se realiza a partir de la "situación sin proyecto" o "situación base optimizada", por lo tanto, precisar que ocurre hoy y que pasará sino se hace nada, es la única forma de lograr exactitud con la identificación y medición de los mencionados beneficios y costos. Algunos de los aspectos a analizar son los siguientes:
- Cómo evolucionará la situación si no se hace nada para resolverlo (situación sin proyecto).
- Qué soluciones anteriores o cercanas han existido en el área del problema.
- Qué capacidad ociosa existe de servicios similares cercanos al área de influencia.
- Cómo se podría utilizar mejor los bienes o servicios.
- Cómo se podría optimizar la situación sin proyecto.
- Qué características (tamaño, localización, financiación, etc.) debería tener la alternativa deseable para ser aceptada por los consumidores.
- Qué fuentes de financiamiento existen.
- Cual es la mejor manera de operar el proyecto.
- Cual es la situación de mercado del producto, del mercado de insumos, de los potenciales competidores, de los bienes sustitutos. En definitiva conocer el mercado en el cual se inserta el proyecto y todo el entorno. A este análisis le podemos denominar Situación de Referencia, la que desarrollaremos con mayor detalle en el punto siguiente.


4.- Población o Demanda Objetivo
Se debe caracterizar y conocer al futuro consumidor del producto o servicio que proveerá el proyecto. Por ejemplo, diferente será la estrategia de comercialización si está destinado a un nivel de altos ingresos en lugar de un segmento de ingresos medios, que hábitos de consumo poseen, su consumo exigen la complementariedad de otro bien, es para el hombre, la mujer o el grupo familiar, etc.
Qué características socioeconómicas y de edad y sexo tiene la pobla ción o área a quien está destinado el nuevo producto o servicio (población Afectada).
A qué parte de la población afectada se debería atender antes (población Objetivo).


5.- Enumeración de Alternativas
Una tarea obligada, para poder identificar y formular "el mejor proyecto" es plantear y describir diferentes alternativas de solución. La descripción debería ser, al menos, en términos de los siguientes elementos:
- Localización.
- Duración.
- Qué proporción del problema resuelve (eficacia).
- Descripción de los principales beneficios (aproximado y sin mayores cálculos).
- Descripción de los principales costos (aproximado y sin mayores cálculos).
- Descripción de la organización para que la ejecución tenga éxito (durante las etapas de ejecución y operación).
- Descripción de las principales limitantes políticas, institucionales, técnicas, financieras, jurídicas, etc., de cada alternativa de solución.

Identificación de un Proyecto

El estudio de todo proyecto desarrolla tres etapas: Identificación y Formulación, la de Preparación y por último la de Evaluación del mismo. Cada una de ellas consiste en lo siguiente:
- Identificación y Formulación, se caracteriza por recopilar informa ción sobre todos los componentes que impactan en los beneficios y costos del proyecto,
- Preparación del Proyecto, se inicia con la sistematización esa información en términos monetarios y culmina con la construcción de un flujo de beneficios y costos.
- Evaluación del Proyecto, busca con metodologías muy definidas, determinar la rentabilidad de fa inversión en el proyecto. Esta etapa, a su vez, se realiza en tres sub etapas:
- la medición de la rentabilidad del proyecto, a partir del flujo de beneficios y costos, construido en base a una serie de supuestos,
- el análisis cualitativo de variables, revisa la evaluación en todos aquellos elementos no cuantificables que podrían incidir en el resultado del proyecto y por último,
- la sensibilización se aboca detectar todos aquellos aspectos que podrían tener un comportamiento distinto al previsto y de esta manera juzgar la fortaleza del proyecto ante cambios de su entorno.
Este proceso, no es ordenado y secuencial, sino reiterativo, por lo que es común proceder a revisar las etapas anteriores para actualizar las soluciones propuestas.

Seguimiento del Proyecto: Control o Evaluación Ex-post

Este punto tiene relación directa con la metodología de seguimiento de proyectos. Básicamente los principales puntos a evaluar son los efectos relacionados con:

- Población Objetivo,
- Problema definido,
- Ejecución (tiempos y costos),
- Operación (tiempos y costos),

El sistema de seguimiento se refiere a un sistema de relevamiento de indicadores claves, previamente definidos. La definición precisa de las fuentes de información y de los responsables, constituye la base del éxito de un sistema de seguimiento.

Los principales pasos a seguir para la definición de este sistema son:

Definir las áreas de éxito del proyecto, esto significa contestarse a la pregunta: ¿Cual seria el hecho que de producirse, me permitiría afirmar que el proyecto fue un éxito? Por ejemplo en un programa alimentario, eliminar el problema de falta de peso en la población objetivo, lograr "x" monto vendido, unidades vendidas, etc.

Definir factores críticos de éxito, esto significa definir cuales serán los indicadores que me permitan afirmar o no que el proyecto esta siendo ejecutada correctamente: Por ejemplo: número de comidas diarias; calorías por comida, número de clientes visitados, etc.

Defino metas para cada uno de esos factores críticos de éxito, por ejemplo una comida diaria, x % del mercado, x monto de ventas, x consultas médicas, etc.

Localizar la información que sea precisa y oportuna (que venga al caso).

Comparar lo que sucede con las metas en forma periódica.

EI éxito de un proyecto se juzga desde el punto de vista de la eficacia y de la eficiencia.

En los pasos arriba mencionados, la expresión éxito se refiere a estos dos aspectos. Cada uno de ellos necesita un "set" de indicadores específicos.

Medición de Resultados (eficacia del proyecto)
El principal aspecto a tener en cuenta a la hora de medir los resultados del proyecto es si el mismo solucionó el problema para el cual fue definido.

Puede darse el caso de haber logrado el objetivo del proyecto pero no solucionar el problema, esto pone en evidencia errores en la formulación del proyecto.

Un proyecto es eficaz solamente si soluciona el problema para el cual fue definido.

La eficacia se relaciona con el problema definido por el proyecto.


Medición de la Operación (eficiencia del proyecto)
La medición de la operación se relaciona con el concepto de eficiencia del proyecto. La eficiencia definida como una relación entre costos y cantidad de objetivo. Por ejemplo, un proyecto cuyo objetivo fue prestar atención médica a madres embarazadas, la eficiencia se refiere al costo unitario del cuidado de la madre durante su embarazo.

La eficiencia siempre se relaciona con el objetivo definido por el proyecto.

Como se pone en evidencia la eficiencia no implica eficacia, un proyecto puede ser muy eficiente pero no eficaz o viceversa.

El Ciclo de Vida de los Proyectos - INVERSION

Etapa de diseño definitivo y ejecución

Con el diseño se inicia el estado de inversión del proyecto y se realiza una vez que se ha tomado la decisión de ejecutarla. Su objetivo es la ingeniería y diseño final del bien de capital o servicio a prestar.

El estudio de ingeniería de detalle comprende los estudios finales de ingeniería, el diseño de planos de construcción, la confección de manuales de procedimientos, las especificaciones de los equipos y el análisis de propuestas de materiales, de acuerdo con la relación capital trabajo implícita en la tecnología.

En la ejecución se debe implementar la organización para la construcción del
bien de capital definido en el estudio del proyecto, la cual deberá construir
todas las obras físicas contempladas en él, adquirir los equipos e insumos
necesarios para su puesta en marcha, contratación del personal para la
implementación de la organización que operará el proyecto, etc.

Para la elaboración definitiva pueden presentarse la necesidad de efectuar pequeños cambios en el diseño del proyecto y puede ser necesario actualizar los presupuestos. Sin embargo, es importante anotar que, en términos reales, los cambios que se introduzcan no debieran ser significativos con relación a lo presupuestado a nivel de factibilidad.

Tan pronto como se tengan los diseños definitivos y los presupuestos actualizados, se procede a elaborar el presupuesto definitivo, como asimismo a definir las fuentes de financiamiento, acorde con los requerimientos de recursos.

El Ciclo de Vida de los Proyectos - PREINVERSION

El proceso de preinversión se refiere a la transformación de ideas de proyectos en estudios técnicos-económicos que sirvan para decidir acerca de la ejecución de un proyecto y/o programa.

El objetivo de este proceso es seleccionar los mejores proyectos para invertir los fondos de que disponen o acceder a financiamiento. Esta selección se realiza a través de estudios de grados sucesivos de profundidad. Así, se pueden distinguir etapas específicas en el proceso de preinversión, las que se clasifican en un orden creciente en cuanto a cantidad y a calidad de la información recopilada. Las etapas son:

- Estudio a nivel de perfil.
- Estudio a nivel de pre factibilidad.
- Estudio de factibilidad.

a.- Estudio a nivel de perfil
El proyecto nace con la idea, motivando un estudio preliminar o perfil del proyecto, en base a la base de la información existente y la propia experiencia en la materia del proyecto. En esta etapa no se pretende evaluar (medir rentabilidad), lo más importante es la correcta identificación, formulación y preparación del proyecto, identificando el objetivo y las posibles soluciones u opciones a implementar para alcanzar ese objetivo. En términos monetarios, solamente presenta estimaciones globales de la inversión inicial, de los ingresos y de los costos de operación sin realizar estudios de mayor profundidad. Se realiza una prueba de su viabilidad en
el sentido, de detectar si existe alguna razón a priori para abandonar la idea antes de realizar mayores esfuerzos en su desarrollo.

Por lo tanto, un perfil considera un análisis preliminar de la demanda, de la oferta, de los aspectos técnicos, de los costos y beneficios, preferente mente con un rango de variación de los mismos.

Para identificar y explicitar los beneficios y costos del proyecte, se requiere definir y precisar la situación "sin proyecto", es decir, prever que sucederá en el horizonte de evaluación si no se ejecuta el proyecto (la situación base).

La optimización de la situación base (o alternativa sin proyecto), es la clave para la identificación correcta del proyecto, de sus beneficios y costos y de las alternativas de solución posibles.

En aquellos proyectos que involucran inversiones menores y cuyo perfil muestra la conveniencia de su implementación, se podrá avanzar directamente a las etapas de diseño o anteproyecto de ingeniería para su ejecución.

Un estudio de perfil permite adoptar alguna de las siguientes decisiones:
- Profundizar el estudio del proyecto en los aspectos que lo requiera,
- Ejecutar los proyectos con los antecedentes disponibles en esta etapa, siempre que exista un grado aceptable de certidumbre,
- Abandonar definitivamente la idea si el perfil no muestra su conveniencia, y
- Postergar la ejecución del proyecto o la elaboración del estudio de prefactibilidad, según corresponda.



b.- Estudio a nivel de pre factibilidad
Se entiende como una etapa de descarte de alternativas de "solución" y culmina con la selección de una alternativa viable desde los puntos de vista técnicos, económicos y políticos. Considera además, criterios sociales, institucionales, etc., que en casos concretos pueden ser factores determinantes de la viabilidad de la alternativa escogida.

En la elaboración del estudio de pre factibilidad deben analizarse en detalle los aspectos identificados en la etapa de perfil, especialmente los que inciden en la factibilidad y rentabilidad del proyecto. Entre estos aspectos, sobresalen, el mercado, la tecnología (o procesos), el tamaño, la localización y el momento de iniciar la etapa de inversión, las condiciones de orden institucional y legal.

En la formulación del estudio de pre factibilidad se produce una relación entre la preparación técnica del proyecto y su evaluación, se recomienda plantear primero el análisis técnico y posteriormente el económico. Ambos análisis permiten calificar las alternativas de solución de proyectos y, como consecuencia de ello, elegir la que resulte más conveniente en relación a las condiciones existentes.

Los aspectos básicos que debe contener un estudio de pre factibilidad
son:

El estudio de mercado, debe incluir un análisis de la demanda del bien o servicio (necesidades), otro de su oferta (suministro del bien) y, finalmente, un análisis de las condiciones de precios y comercialización (mecanismo de provisión), éstos permitirán estimar los ingresos (beneficios) y costos que generará el proyecto.

El análisis tecnológico incluye (las alternativas de equipos, materia prima, procesos, servicios tecnológicos y otros, que permite determinar los costos asociados al proyecto. Entre éstos sobresalen los costos de inversión y capital de trabajo.

Con respecto a los elementos de tamaño y localización cabe estudiar, entre otros, aspectos tales como: su naturaleza (construir, reponer, ampliar o modificar una empresa o establecimiento), la enumeración y localización de los insumos, centros de distribución, consumo, efectos del proyecto sobre el medio ambiente, etc.

Mediante el análisis administrativo legal es posible determinar los costos fijos asociados a la operación del proyecto. Su elaboración requiere determinar la organización que se le dará, especialmente al personal que trabajará en él, y su esquema organizacional pertinente (organigrama), y otros.

Para determinar la rentabilidad (evaluar) del proyecto se requiere estimaciones de los montos de inversión y costos de operación, un calendario de inversión y otras cifras aproximadas de los ingresos que generaría el proyecto durante el horizonte de evaluación. Conviene sensibilizar los resultados de la evaluación, especialmente aquellas variables que inciden directamente en la rentabilidad del proyecto. Asimismo, es necesario determinar el momento óptimo de iniciar la ejecución de las inversiones.

Al término de la etapa de pre factibilidad se debe elaborar un documento que contenga el resultado de la evaluación y las recomendaciones sobre los aspectos del proyecto que justifican un estudio más profundo y si es conveniente postergar, abandonar o continuar el estudio. En este último caso, debe tenerse presente no sólo que se deben explicitar todos los aspectos que se estima conveniente abordar en la etapa de factibilidad, sino también determinar, de acuerdo a los montos de inversión involucrados, si es necesario pasar a la etapa de diseño o ingeniería de detalle.



c.- Estudio a nivel de factibilidad
Esta etapa se entiende como un análisis más profundo de la alternativa viable determinada en la etapa anterior, sin dejar de estudiar aquellas alternativas que puedan mejorar el proyecto, desde el punto de vista de los objetivos fijados previamente.

El estudio de factibilidad representa la etapa final en el proceso de aproximaciones sucesivas que caracteriza el proceso de preinversión. Sobre la base de las recomendaciones hechas en el informe de pre factibilidad, se deben precisar los aspectos técnicos del proyecto, tales como localización, tamaño, tecnología, calendario de ejecución y fecha de puesta en servicio.

El estudio a nivel dé factibilidad tiene por finalidad optimizar los aspectos relacionados con la obra física, el programa desembolsos de inversión, estudios de carácter financiero, análisis de riesgo, la organización que debe ejecutar el proyecto y ponerlo en marcha, y la organización para su operación.

Generalmente el estudio de factibilidad lleva a la aprobación final del proyecto, a lo más, lleva a su postergación o a modificaciones menores en su formulación.

El Ciclo de Vida de los Proyectos - IDEA

Toda organización está en la búsqueda de nuevas ideas de proyecto.
Ya sea porque surgen de la necesidad de identificar los problemas que puedan resolverse y/o para aprovechar las oportunidades de negocios que puedan presentarse. Las diferentes formas en que puede solucionarse un problema o aprovecharse una oportunidad de mercado, constituye el inicio de la identificación y formulación de un proyecto. Por ejemplo, la incorporación de un nuevo proceso de producción que aumente la eficiencia de la planta o la sustitución de una materia prima por otra que permita mejorar la calidad de los productos o la aparición de un nuevo mercado para nuestros productos o la posibilidad de adicionar servicios a los productos ofrecidos para diferenciarse de la competencia, son todas ellas, ideas que pueden dar lugar a elaborar un proyecto.

En esta etapa se efectúa un diagnóstico de la situación existente (sin
proyecto) y se plantea la magnitud y a quiénes afecta la deficiencia detectada o a quienes les puede interesar los nuevos productos o servicios (identificar la demanda).

Corresponde definir claramente el o los objetivos que se persiguen y, además, presentar las alternativas básicas de solución o estrategias de implementación. Conviene indicar los criterios que han permitido identificar la existencia del problema u oportunidad, verificando la confiabilidad y pertinencia de la información utilizada. Definir y analizar correctamente la idea que da origen a un proyecto, permitirá emitir un juicio primario respecto al grado de viabilidad de la idea que se pretende convertir en acción.

El objetivo de esta etapa es presentar elementos de juicio que sirvan para tomar decisiones respecto de la idea, tales como abandonar, postergar o iniciar la etapa de preinversión para profundizar su estudio.

Contenido de un documento de Proyecto

Se enuncia a continuación un formato estándar de documento de proyecto. El orden secuencial define los pasos lógicos para la formulación de los proyectos y por otro lado la estandarización facilita su posterior análisis, seguimiento y evaluación.

Título
Debe incluir la acción a realizar, objeto, sujeto y radio geográfico al que va dirigido.

Breve Descripción del Proyecto
Información relevante que permita mediante una rápida lectura la comprensión del proyecto, naturaleza, importancia, ubicación sectorial (si hubiera) y localización.

Datos del Ente Ejecutor
La finalidad de este capítulo es aportar información sobre la capacidad de gestión del
ente ejecutor.

Diagnóstico y Justificación del Proyecto
Antecedentes sobre la viabilidad del Proyecto y clara descripción de las necesidades que satisface y beneficios que produce.

Objetivos
Identificación del proyecto: propósitos y características, objetivos mediatos e inmediatos.

Metas o Resultados del Proyecto
Detalle de indicadores que permitirán el seguimiento en el proceso de ejecución.

Actividades
Información sumaria referida a su naturaleza, magnitudes, indicaciones cualitativas,
Cronograma y proceso de ejecución.

Organización para la Ejecución
Debe exponerse claramente, cómo se prevé se desarrollará la ejecución del proyecto.

Insumos
De bienes y servicios necesarios. Aquí debe incluirse una descripción cualitativa de los Mismos.

Costos del Proyecto
Desembolsos desagregados mensualmente.

Evaluación Financiera
Composición de los flujos de ingresos y egresos de fondos (incluyendo erogaciones de capital).

Evaluación Económica
Cuantificación de los beneficios y costos del proyecto.

Metodología de Seguimiento
Deberá indicarse con precisión el conjunto de indicadores y la fuente de donde se tomarán los datos para el seguimiento y los responsables de esta tarea.

Elementos del Proyecto

Los elementos son:

a.- Diagnóstico y justificación
El diagnóstico y justificación deberá contener como mínimo los siguientes elementos:
- Una descripción precisa de la situación "sin proyecto" con información de base suficiente.
- La definición acotada del problema u oportunidad que origina el proyecto.
- Una descripción del efecto anticipado del proyecto.
- Una explicación de cómo el proyecto se vincula con estrategias o prioridades nacionales sectoriales o regionales en el caso de un proyectode inversión pública o con la estrategia de la empresa y las condicionantes de "entorno" en el caso de un proyecto de inversión privada.

b.- Objetivo
Descripción precisa de la situación que imperará o del producto o servicio con que se contará al cabo del proyecto.

c.- Metas
Productos que deben generarse para alcanzar los objetivos.

d.- Actividades
Actividades sustantivas dirigidas a producir los resultados

e.- Insumos
Recursos necesarios para llevar a cabo las actividades del proyecto (cuantitativamente, cualitativamente y valorizados).

f.- Marco de Referencia
Descripción del marco legal, institucional, competitivo y organizativo en que se desenvuelve el proyecto.

¿Qué es un proyecto?

Existen distintos conceptos para la palabra Proyecto. Generalmente está más asociada al concepto de inversión física.

Podemos utilizar un concepto de proyecto mucho más amplio, en cuanto al objetivo del mismo y a los estudios que debe contener.

Una definición a utilizar puede ser la siguiente:
"Un proyecto es un proceso desencadenado para lograr un cambio cualitativo o cuantitativo de una situación definida como problema. Supone una inversión de recursos, efectuada para alcanzar un objetivo concreto, en tiempo determinado, mediante actividades coordinadas y bajo una unidad de gerencia".

En otras palabras, un proyecto de inversión es un proceso que pretende encontrar e implementar la mejor solución a una necesidad humana. Esto sólo podrá realizarse si se cuenta con toda la información relevante a los efectos de asignar los escasos recursos en forma racional.

Artículos más populares

BUSCAR

Búsqueda personalizada

Politicas...

Todos los artículos presentes en esta web fueron recopilados de diferentes fuentes en internet y presuntamente son creative common, si usted es dueño de algun artículo y no quiere que esté presente en este blog, comuniquese con nosotros a nuestro mail apuntestotal@gmail.com
Politica Proteccion de Datos
eXTReMe Tracker